El branding es estrategia y el marketing, es táctica

“La estrategia hay que definirla para tener un buen rumbo, y la táctica es trabajar duro cada día para llegar a ese lugar.

Por Isabel Isasi

Seguramente hayan oído hablar de marketing mil y una vez, y aunque probablemente no puedan dar una definición exacta de lo que es, todas tenemos una cosa muy clara: a día de hoy, sin marketing no hay venta. Y es que, por muy bueno que sea un producto o servicio NADIE, pero NADIE te va a comprar si no dominas el marketing. O como dirían nuestras abuelas: “¡¡Hija, si no sabes vender, ¿quién te va a comprar?!!”

Pero, ¿no se han topado también alguna vez con el término branding? Branding suena a una cuestión de empresas grandes, enormes, GIGANTES!!!! Nosotras nos conformamos con un nombre y un logo, al fin y al cabo es eso lo primero que aprecian nuestros clientes, por lo tanto nombre y logo determinan nuestra imagen y nuestra marca… Nuestro escaso tiempo lo queremos dedicar simplemente a vender.

Lo siento, pero tan fácil no es la cosa. A mí me gusta definir el branding como el alma de tu empresa, ¿y no me dirás que quieres montar una empresa sin alma?

Y es aquí donde surge el dilema…, ¿branding o marketing?, ¿por dónde empezamos?, ¿es el uno determinante para el otro? Bueno, que no cunda el pánico, vamos a definir ambos términos y verás que fácil es diferenciarlos y empezar a trabajar en ellos.

BRANDING

“El branding se refiere a la gestión de todos los elementos diferenciadores de la identidad de una marca. Su objetivo es construir una promesa y experiencia de marca coherente, diferencial, relevante y sostenible en el tiempo.”

El branding, es por lo tanto, la impresión que surge en la mente de nuestros clientes cuando escuchan el nombre de tu marca.

Se basa en un sentimiento, que a su vez, se basa en las experiencias, tanto buenas como malas, que han tenido con nuestra marca. No es lo que decimos que somos, es lo que los clientes piensan sobre nosotros. Y nos guste o no, lo que los clientes sienten y dicen sobre nuestra marca es la realidad, y no aquello que queremos nosotros que piensen.

Con nuestro plan de branding deberemos darle respuesta a las siguientes preguntas:  

  1. ¿Cuáles son la misión, visión y los valores de nuestra empresa?

  1. ¿Qué huella queremos dejar en la mente y en el corazón de nuestros clientes?
  2. ¿Cómo debe ser la conexión emocional de nuestros clientes, para fomentar su fidelidad con nuestra empresa?

MARKETING

“El marketing tiene el objetivo de identificar, anticipar y satisfacer los requisitos del cliente de manera rentable. Define el mercado que se servirá y los mejores canales para llegar a ese mercado. Informa, investiga y desarrolla el producto, define el precio, su comunicación, distribución y promoción.”

Será con nuestro plan de marketing, con el que definamos las tácticas que vamos a utilizar para activar a nuestros clientes, acelerando así nuestras ventas. Para ello tendremos que tener en cuenta siete elementos conocidos como las 7P’s: producto, precio, plaza, promoción, personas, presencia y procesos. (a este tema tan amplio, le dedicaremos pronto una entrada de blog en exclusiva).

Ahora que nos ha quedado más claro lo que significan branding y marketing, cuáles son sus objetivos y cómo se complementan. Podemos llegar a la siguiente conclusión:

“El branding (estrategia) se enfoca en un plan a largo plazo, mientras que el marketing (táctica) son todas las acciones necesarias para alcanzar el propósito general de la empresa”.